Novedades editoriales

15 de enero de 2018

Carmena vuelve a retrasar las obras de climatización en el Templo de Debod


Las obras para sustituir el sistema de climatización del Templo de Debod (calle de Ferraz, 1) urgían desde hace más de un año, pero, de nuevo, los trabajos, que iban a comenzar el pasado noviembre, se tendrán que retrasar hasta el próximo marzo. Esta es la segunda vez que el Ayuntamiento demora esta reforma. Al no estar instalado el nuevo aparato que logra mantener una temperatura estable en el interior, el monumento ha encadenado hasta cuatro periodos de cierres en un solo año.

Y hasta que no se solucione la avería, las clausuras se volverán a suceder una y otra vez, ya que el Real Decreto sobre «recomendaciones relativas a las condiciones de seguridad en los lugares de trabajo» especifica que los empleados públicos deben trabajar en espacios donde las temperaturas se encuentren por encima de los 17 grados centígrados y por debajo de los 30. Precisamente, por las bajas temperaturas que se registran en su interior, desde el pasado 28 de noviembre el Templo impide la entrada a los miles de turistas nacionales y extranjeros que acuden a visitarlo a diario.

El Ayuntamiento de Madrid presupuestó ya en 2016 una partida de 200.000 euros para renovar el «obsoleto» circuito de ventilación del Templo. No obstante, todavía no se han acometido los trabajos. Según justifican a ABC fuentes del área de Cultura y Deportes, que ahora encabeza la propia alcaldesa Manuela Carmena (Ahora Madrid), la prórroga de 46 días que demoró la aprobación de los presupuestos municipales para 2017 hasta el Pleno del pasado febrero ocasionó el primer retraso. El proyecto se incluyó dentro de una de las Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS) de 2017, que se sufragan con cargo al remanente de tesorería, es decir, con el excedente de los presupuestos del año anterior.

La prórroga de las cuentas del Ayuntamiento demoró meses la tramitación del proyecto. El pliego técnico se licitó en mayo y, según habían anunciado desde el Consistorio, las obras, que durarían cuatro meses, iban a comenzar el pasado noviembre. El objetivo era que el Templo dejase atrás los problemas de climatización a partir de marzo.

Una nueva técnica desvela los textos ocultos en los sarcófagos de las momias


Varios investigadores en Londres desarrollaron una nueva técnica de escaneo que permite desvelar lo que está escrito en los papiros con los que están hechos los sarcófagos de las momias egipcias.

Estos particulares ataúdes están elaborados de trozos de papiros que fueron utilizados por los antiguos egipcios para labores del día a día, como listas de la compra o declaración de impuestos, por lo que abren una nueva puerta a conocer la vida cotidiana del Antiguo Egipto.

Los jeroglíficos que se hallaron en las paredes de las tumbas de los faraones muestran cómo los poderosos de aquel tiempo querían ser recordados. Eran su propaganda.

Y ahora esta nueva técnica nos da acceso a lahistoria real de ese periodo de la historia, según el director del proyecto, el profesor Adam Gibson de la University College de Londres.

"Como los papiros sobrantes fueron utilizados para elaborar objetos de prestigio (como los sarcófagos), se han preservado durante 2.000 años", apuntó Gibson.

Por ello, "constituyen una de las mejores bibliotecas que tenemos de papiros sobrantes que hubieran sido desechados de otra manera; incluyen información sobre gente en particular y su vida cotidiana".

La escritura que aparece en estos papiros normalmente quedaba oculta por la masilla utilizada para fabricar las cajas fúnebres, pero los investigadores han conseguido leer ese texto escaneando el objeto con diferentes intensidades de luces, lo que provoca que la tinta brille.

Uno de los primeros casos de éxito se realizó con una momia expuesta en el museo del castillo Chiddingstone, del condado de Kent, en Reino Unido.

Los investigadores desvelaron un escrito que no se apreciaba a primera vista: la palabra "Irethorru", un nombre cotidiano en Egipto, que significa "el ojo de Horus aleja a los enemigos".

9 de enero de 2018

Egiptología 2.0 nº10 (enero 2018)


Iniciamos 2018 con la décima entrega de la Revista Egiptología 2.0, correspondiente al mes de enero de 2018.

Un número muy especial para nosotros, lleno de ilusiones y esfuerzos compartidos, nuevas metas y proyectos, que dentro de poco tiempo compartiremos con todos vosotros. Siendo nuestra única finalidad, la divulgación de esta gran cultura de la antigüedad.

Abrimos este nuevo número, con un artículo de Heródoto de Halicarnaso: ‘‘Los sarcófagos en el Antiguo Egipto’’ . La tradición egipcia de preservar los cuerpos de forma artificial a través del proceso de momificación comenzó antes de la unificación del Estado en el valle del Nilo (aprox. 3100 a.C.) y continuó hasta bien entrado el periodo de dominación romana (30 a.C.-395 d.C.). A lo largo de estos más de tres mil años, las momias, los sarcófagos y la propia tumba y su ajuar se convirtieron en los mayores representantes del mundo funerario en el antiguo Egipto.

La momificación alcanzaría su momento de mayor desarrollo técnico durante el Tercer Periodo Intermedio (1069-664 a.C.), cuando ya era un proceso perfecta y sistemáticamente preciso que daba siempre buenos resultados. Una vez que el cadáver del difunto completaba el proceso de momificación, era introducido en dos tipos diferentes de contenedor: el ataúd y el sarcófago. Puesto que ambos sirven para guardar el cadáver de una persona, se ha generalizado la utilización de estos dos recipientes como sinónimos, pero lo cierto es que son elementos distintos.

En la sección de entrevistas, hablaremos con Tito Vivas. Historiador, arqueólogo y experto en Ciencias de las Religiones. Un apasionado por el estudio de la evolución de la religión del mundo antiguo, desde sus raíces hasta la aparición de los monoteismos. Verónica Reyes nos hablará de la momificación animal en el Antiguo Egipto, de la mano de Julio López Saco conoceremos la Nubia arcaica, Sandra Pajares nos guiará por todos los rincones del templo de Hathor en Dendera, recorreremos la antigua Biblioteca de Alejandría, José Luis Azorín nos hablará de los antecedentes de la reforma amarniense, descubriremos como amaban y vivían la sexualidad los antiguos pobladores del Valle del Nilo, Sabina Espejo nos narrará la carta a un Akh, viviremos el sueño de Amarna con Marta Pérez, hablaremos de la religiosidad egipcia, Alberto Fernández Boo nos explicará todo lo necesario para conocer la escritura jeroglífica, indagaremos en todos los aspectos del dios Amón y la Triada Tebana, Gerardo P. Taber nos llevará tras las huellas de la esfinge, conoceremos la sorprendente historia de la momia del Titanic, pasearemos por las salas del Museo Británico, visitaremos la exposición: ‘‘ Egipto. En busca de la eternidad’’ y finalizaremos viajando a Beni Hassan, en el llamado Egipto medio, donde Bartomeu Egea nos mostrará todos los rincones menos conocidos.

Todo ello junto con nuestros contenidos habituales y la colaboración de Nacho Ares, con el artículo: Ushebtis. Trabajadores para eternidad.

Sumario


6. Entrevistas - Tito Vivas: ‘’Me he bañado en las fuentes del Nilo...’’

11. Testimonios del pasado - Momia de Nespamedu.

16. Arte - Los sarcófagos en el Antiguo Egipto.

22. Momificación - La momificación de los animales en el Antiguo Egipto.

26. Historia - La Nubia arcaica: Culturas del Grupo A y del C.

31. Arquitectura - El templo de Hathor en Dendera.

42. Sociedad - La Biblioteca de Alejandría.

46. Estado - Antecedentes de la reforma amarniense: Camino hacia la solarización.

50. Vida cotidiana - Amor y sexualidad en el Antiguo Egipto.

56. Textos religiosos - Carta a un Akh.

61. Faraones - El sueño de Amarna.

73. Religión - Religiosidad egipcia ‘‘entre lo divino y lo mundano’’.

83. Escritura - La escritura jeroglífica: De la interpretación mística a la piedra Roseta.

89. Mitología - El dios Amón. Triada Tebana.

92. Egiptología - Tras las huellas de la esfinge. El león y su simbolismo divino en el Egipto faraónico.

105. Colecciones - La momia del Titanic.

110. Museos - El Museo Británico.

127. Exposiciones - Egipto. En busca de la eternidad.

132. Hoy viajamos a... - Beni Hassan, en el llamado Egipto medio.

136. Especiales - Ushebtis: trabajadores para la eternidad.

145. Novedades editoriales - Egipto en época grecorromana / Faraones.

147. Noticias - Noticias destacadas del trimestre

Descargar - Egiptología 2.0 nº10 (enero 2018).

8 de enero de 2018

Tito Vivas: ''La máscara de Tutankamón representa el deseo de riqueza''


''Egipto atrapa a la primera'', asegura Tito Vivas. Este historiador y arqueólogo viajó de niño a aquel país. Más adelante estuvo trabajando en varios proyectos arqueológicos y después puso en marcha la Sociedad Histórica de Viajes y Expediciones. Hace unos días presentaba su libro El viaje de un egiptólogo ingenuo,que publica el sello coruñés Ediciones del Viento.

Desde la editorial señalan que el autor «nos hace participar en la apertura de una cámara intacta de la Dinastía XI, pero también nos hace viajar en taxi o en camello, en falúa o en barca, nos invita a compartir con él habitaciones de hoteles de lujo o de mala muerte y nos lleva a cenar en sitios que solo el conoce» para iniciar al lector en la egiptología.

Las pirámides de Guiza siguen seduciendo 4.500 años después


El revuelo desatado por el anuncio del supuesto descubrimiento de una cámara en el interior de la Gran Pirámide de Guiza, desmentido por las autoridades egipcias, ha vuelto a constatar el extraordinario interés que despiertan los secretos del antiguo Egipto y la incesante labor por desvelarlos.

La revista Nature publicó el pasado 2 de noviembre un estudio del proyecto ScanPyramids -que desde 2015 analiza las pirámides con una técnica innovadora- que revelaba la existencia de un «gran hueco» -de más de 8 metros de alto, entre 1 y 2 metros de ancho y 30 metros de largo- en la Pirámide de Keops, conocida como Gran Pirámide. El equipo de científicos -integrado por franceses, egipcios y japoneses- aseguró que ese era el primer descubrimiento en el interior de esta pirámide desde el S.XIX y constituía un «gran avance» para entender su estructura.

Los expertos descubrieron el hueco mediante una radiografía con rayos cósmicos conocidos como «muon» (que se activan cuando partículas subatómicas procedentes del espacio exterior entran en contacto con la atmósfera terrestre), una técnica no invasiva que se está empleando en diferentes ámbitos, sobre todo en la arqueología. Los «muon» presentan diferentes trayectorias cuando penetran en la piedra o atraviesan el aire, lo que permite diferenciar las estructuras sólidas de las cavidades, como la detectada en la Gran Pirámide, ubicada por encima de su principal galería.

El equipo de ScanPyramids admitió que, de momento, se desconoce la función de la cámara o hueco, pero destacó en el artículo de Nature que esta era la primera vez que se descubría una estructura en el interior de una pirámide desde el exterior, gracias a la física de partículas. Sin embargo, el Ministerio de Antigüedades egipcio -que colabora con ScanPyramids y le autoriza para analizar el monumento más preciado del país- acusó al equipo investigador de haberse precipitado y de haber usado «términos propagandísticos» en su anuncio, que tomó por sorpresa a las autoridades egipcias.

El Departamento señaló en un comunicado que ya se conocía la existencia de «numerosos huecos» dentro de las tres pirámides de Guiza, por lo que no se podía hablar de hallazgo o descubrimiento. El secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades egipcio, Mustafa Waziri, explicó que «existen muchos huecos, porque no podemos calificarlos de cámaras, pero no sabemos» cuántos ni dónde están localizados, ni para qué servían.

Además, otros dos equipos, uno estadounidense y uno japonés, van a realizar nuevos análisis para corroborar los resultados obtenidos por ScanPyramids, según Waziri. Sin embargo, el arqueólogo consideró que el escaneado de las pirámides «no va a ofrecer la verdadera historia» que se encuentra detrás de estas enigmáticas construcciones.

20 de diciembre de 2017

La UJA vuelve a Egipto a una tumba de gran valor histórico


Amediados de enero, el equipo científico de Alejandro Jiménez Serrano regresará a Egipto. En la última campaña descubrió dos cámaras funerarias de alto valor. Una era de un oficial de la corte datada en la época de la construcción de las pirámides. Otra, del hermano de un gobernador, que tenía dos ataúdes de cedro del Líbano, un impresionante ajuar de cerámica y una momia cubierta de cartón con colores vivos. En cambio, esta última casi no dio tiempo a investigarla. Se encontró, se reseñó y se dejó para esta misión, que comenzará a trabajar en ella. La campaña Qubbet el-Hawa en Asuán es un auténtico éxito de la Universidad de Jaén.

Ya se han descubierto seis cámaras funerarias intactas. “Esto es algo extraordinariamente raro”, decía Alejandro Jiménez Serrano a lo largo de una conferencia que impartió ayer por la tarde en el salón de actos de la Biblioteca Provincial que estuvo organizada por el Colectivo para el Estudio de la Historia Social de Jaén. En cambio, Alejandro Jiménez Serrano afirma que no hay secreto: “Esto es fruto del trabajo, de la perseverancia, de la intuición y también hay que tener una poca de suerte”.

La Universidad de Jaén se ha convertido en un auténtico referente en la investigación de Egipto gracias a los magníficos resultados del proyecto Qubbet el-Hawa. Estos científicos comenzaron a trabajar en un terreno en el que muchos otros investigadores pensaron que no había nada. En cambio, la intuición les hizo preservar. Ahora, no paran de generar buenas noticias. Alejandro Jiménez Serrano afirma que esta labor sirve también para establecer vínculos con otros compañeros de la Universidad.

De hecho, para leer inscripciones en la cámara funeraria que hallaron y que será el punto de partida del próximo trabajo —la del hermano del gobernador— usaron fotogrametría gracias a la labor del Departamento de Ingeniería Geodéisca, Cartografía y Fotogrametría. También existen líneas de colaboración con el Instituto de Arqueología Ibérica.

Ahora, este trabajo científico de la Universidad de Jaén está a la espera de una nueva autorización, ya que los investigadores han pedido al Gobierno de Egipto ampliar su labor a otras zonas —por el momento prefieren no desvelarlas— porque están convencidos de que la tierra aún esconde muchos tesoros y conocimiento que tiene que ser descubierto.

Artículo: Enrique Alonso.

Una luz para el Antiguo Egipto


De las campañas arqueológicas del antiguo Egipto se puede concluir aquello de que cuanta más información se obtiene, más conciencia se alcanza de lo mucho que aún se desconoce. El Proyecto Visir Amen-Hotep, Huy (Tumba AT-28) nació en 2009 de la mano del Instituto de Estudios del Antiguo Egipto (IEAE), institución científica situada en Madrid y fundada en 1997, ante la evidencia de que la historiografía presentaba una laguna considerable: el reinado del faraón Amen-Hotep III (Imperio Nuevo, hacia 1360-1353 a.C.), y de manera más concreta al periodo de tiempo transcurrido entre los años 28 al 36 de dicho mandato.

Se trata de una episodio de influencia decisiva del relato del antiguo Egipto, por cuanto se asentaron en el mismo bases sociales, políticas y religiosas que perduraron durante no pocos siglos; pero, al mismo tiempo, al tratarse de un momento especialmente turbulento, la mayor parte de las fuentes potenciales de información quedaron destruidas, con lo que el vacío documental y testimonial es prácticamente absoluto (tal y como explican los responsables del proyecto: "Lo que no fue destruido o quedó inacabado por la actuación de los partidarios de la nueva religión atoniana sería posteriormente objeto de una nueva destrucción selectiva en la época de los reyes de la dinastía XIX").

La misión del IEAE, dirigida por los arqueólogos Francisco J. Martín Valentín y Teresa Bedman, todavía en marcha, se instaló en Asasif (Luxor Occidental) y tuvo su particular cima con el hallazgo de la conocida como Tumba AT-28, que conservaba los restos del visir Amen-Hotep Huy, quien terminó dando nombre al proyecto y en cuya identidad y secretos todavía trabajan sus descubridores. Semejante hallazgo no podía quedar inadvertido, así que Teresa Bedman decidió publicar este año un libro que incluía los diarios de campaña y la narración científica del proyecto, desde 2009 hasta 2016, publicado por el mismo IEAE y por la Diputación Provincial de Málaga. Tras la presentación de la obra hace unos meses en el Rectorado de la UMA, la propia Bedman dará cuenta de la publicación el próximo martes 19 en la sede del Instituto Cervantes de El Cairo, lo que contribuirá de manera decisiva a reforzar los lazos culturales entre Egipto y España con una más que notable mediación malagueña.

Descubren cuatro tumbas faraónicas de niños en Egipto


Una misión de arqueólogos de Suecia y Egipto han descubierto cuatro tumbas intactas pertenecientes a niños de la XVIII dinastía faraónica (del 1550 al 1295 a.C.) cerca de la ciudad de Asuán (sur), anunció hoy el Ministerio de Antigüedades.

El descubrimiento, realizado en el pueblo de Yabal al Silsila, consiste en cuatro tumbas excavadas en la roca que pertenecen a niños de entre dos y nueve años de edad, según un comunicado oficial.

Algunas de las momias todavía conservan su cobertura de lino y están impregnadas de material orgánico que procede de su sarcófago de madera, según explicó el director del sector de Antigüedades, Ayman Ashmauy.

Dos de las tumbas, que se cree que pertenecían a niños de entre cinco y nueve años de edad, contenían gran cantidad de objetos funerarios, incluyendo amuletos y un ajuar de cerámica.

La directora de la misión sueca, Maria Nilsson, dijo en el comunicado que este nuevo descubrimiento arroja más luz a la información que se tenía sobre las costumbres funerarias y sobre aspectos sociales, económicos y religiosos relativos a la vida cotidiana de la época del periodo de la XVIII dinastía.

El ministerio también anunció el descubrimiento de parte de un cementerio del Primer Periodo Intermedio (del 2190 al 2052 a.C.) en una colina en la localidad de Kom Ombo, encontrada por una misión austríaca.

Ese cementerio, que contiene tumbas construidas en adobe que albergan numerosos objetos funerarios y piezas de cerámica, fue construido encima de un pueblo de la época del Imperio Antiguo, del que se ha hallado una imagen en un techo con referencias al faraón Sahura (2471-2458 a.C.), de la V dinastía.

14 de diciembre de 2017

Descubren dos tumbas de la época del Imperio Nuevo en Luxor


Una momia, dos máscaras funerarias o frescos con la pintura intacta son parte de los tesoros de dos nuevas tumbas de la época del Imperio Nuevo (entre los siglos XVI y XI a.C.) excavadas en la necrópolis de Dra Abu al Naga, cerca de Luxor (sur), donde estaba la antigua Tebas, capital de los faraones.

Egiptó ha revelado el contenido de estos dos tesoros, en los que destaca la momia, en buen estado, una estatua de una cantante del dios Amún Ra y cientos de objetos de madera y cerámica. Un botín descubierto por una misión liderada por el arqueólogo Mostafa Waziri, que también es secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades.

Las tumbas probablemente pertenecían a altos funcionarios de la época, que todavía no se han podido identificar, y fueron inicialmente descubiertas en la década de 1990 por la arqueóloga alemana Frederica Kampp, pero todavía no habían sido excavadas.

El objeto más valioso de los encontrados es la estatua de unos 60 centímetros decorada con vivos colores, que representa a una mujer identificada como Isis Nefret, que fue hallada en una cámara de siete metros en la tumba denominada Kampp 150. Esa mujer fue, muy posiblemente, una cantante del dios Amún Ra, la principal divinidad para los egipcios, y era madre de la persona que fue enterrada en la tumba, que quiso homenajear a su progenitora dedicándole una cámara entera en su propio enterramiento, según explicó Waziri.

Los arqueólogos barajan que el propietario de la tumba podría tratarse de un escriba llamado Maati, cuyo nombre aparece junto al de su mujer Mehi en 50 conos funerarios. Otra hipótesis es que pertenezca a una persona llamada Djehuty Mes, cuyo nombre aparece labrado en una de las paredes, pero de la que se desconocen otros detalles.

La otra tumba, denominada Kampp 161, está ubicada a pocos metros, en la misma falda del cerro que domina la orilla oeste del valle del Nilo, y consta de una cámara de unos seis metros decorada profusamente con inscripciones jeroglíficas que, en opinión de Waziri, «parece que fueron pintadas ayer o hace un par de días».

El buen estado de conservación de los pigmentos se debe a que la tumba fue reutilizada, momento en el que se generó una capa de polvo o arena que ha protegido los colores durante más de tres milenios. En la cámara de ese enterramiento, que data de la XVIII dinastía, entre la época de los faraones Amenofis II y Tutmosis IV, se ha hallado la parte inferior de un sarcófago decorado con una escena de la diosa Isis levantando las manos.

Identifican el caso más antiguo de cáncer de mama en una momia egipcia


Un equipo de investigadores, entre los que se encuentra un grupo de antropólogos de la Universidad de Granada, ha descubierto los dos casos más antiguos de cáncer de mama y mieloma múltiple, un tipo de cáncer de la médula ósea, en dos momias halladas en la necrópolis de época faraónica de Qubbet el Hawa, en Asuán (Egipto).

Las fechas en que murieron estarían en torno a 2000 a.C para la mujer con cáncer de mama y 1800 a.C. para el hombre con mieloma múltiple. Ambos pertenecieron a la clase dirigente, o al menos acomodada, de las familias de los gobernadores egipcios de Elefantina, la actual Asuán, según detalla la Universidad de Granada en una nota.

Los investigadores han utilizado la técnica de la tomografía computerizada (TAC), que obtiene mejores resultados en el análisis de momias que los métodos tradicionales, los cuales siempre conllevan una pérdida de la integridad del paquete funerario, con destrucción al menos parcial de los vendajes y de parte de la momia. Esta técnica permite conocer de manera precisa tanto el interior como los más pequeños detalles de los vendajes y de los métodos de embalsamamiento.

Asimismo, se han estudiado con la misma técnica dos momias completas de Baja Época, de las muchas encontradas en el yacimiento, con los vendajes intactos. «Ambas conservaban sus espectaculares sudarios de cuentas de fayenza de múltiples colores que hasta reproducen una máscara.

Las momias de este período conservan de manera excelente sus estructuras corporales y se puede conocer de manera muy precisa el rostro», según explica el catedrático Miguel Cecilio Botella, del departamento de Medicina Legal, Toxicología y Antropología Física.

La reconstrucción mediante un software específico ha permitido conocer de modo pormenorizado esas momias de Baja Época, de las cuales una es de un niño de unos nueve años y la otra de una joven en la adolescencia, mientras que las dos momias más antiguas afectadas por procesos cancerosos están reducidas a osamentas con gran cantidad de vendas.

Ello indica que a lo largo del tiempo cambiaron los métodos de embalsamamiento, y solo en la Baja Época, a partir del siglo X a.C, se instauraron, al menos en esa región del Sur del Antiguo Egipto, los métodos que describió el historiador griego Heródoto.

Revista Egiptología 2.0


Curso on-line



Exposición temporal: Egitto. La straordinaria scoperta del Faraone Amenofi II (Museo delle Culture, Milano). Del 13 de septiembre de 2017 al 7 de enero de 2018.